Inventario automático de almacén

Soluciones

Focalizando y delimitado diversas necesidades en diferentes nichos empresariales, se destaca la que es cada vez más común y más importante, sobre todo en el ámbito de la manufactura: La visibilidad de objetos, siendo estos; productos, materias primas, reutilizables, contenedores, etc.

Entendemos por visibilidad, al hecho de saber en el momento que se requiera información fundamental: Cuáles y cuántos son los objetos que se disponen y el lugar en donde pueden ser encontrados.

La información en tiempo real se ha vuelta tan necesaria porque el nivel actual de adelantos tanto en materia tecnológica como en la penetración de mejores prácticas productivas ha generado un impacto positivo en el incremento de la capacidad, rangos y metas de producción. Dicho impacto de manera directa se traduce en incrementos sustanciales de flujo de productos así como aumento necesario de infraestructura e instalaciones dedicadas a procesos de logística.

El crecimiento relacionado al ritmo de producción, ya sea continúo y fijo o por temporadas pico, en muchos casos rebasa la infraestructura original establecida para la el tratamiento de los objetos, por ejemplo: Recepción, validación, calidad, movimientos, almacenaje, despacho, embarque, etc.

Entonces el punto clave es estar preparados para obtener el orden, visibilidad y trazabilidad que la empresa necesita. Para ayudarte a lograrlo de manera contundente y de primer nivel, GEM TI presenta su solución de Inventario automático de Almacén soportado por la tecnología RFID que es un sistema tecnológico de identificación inteligente.

 

Exploremos algunas de las configuraciones, posibilidades y beneficios que ésta nos ofrece en combinación con un poderoso software de procesos:

1. Productos etiquetados con Tag RFID. La tendencia mundial de trazabilidad apunta hacia un etiquetaje cada vez más granular, es decir, a detalle de objetos, por ejemplo: cajas de productos y a su vez, pallets que contienen cajas de productos.
Al colocarle un Tag RFID al objeto, iniciamos el ciclo de rastrearlo y monitorearlo a lo largo de la cadena de producción/logística.

2. Nacimiento de producto. Integra tu producto terminado o materia prima al ciclo de control inteligente al generarle Tags RFID convertidos en etiquetas de papel exactamente de las mismas dimensiones que tus actuales etiquetas de código de barras. También puedes relacionar equipo o herramientas a través de antenas de nacimiento y Tags específico de uso industrial.

3. Portales de Lectura. Son arcos formados por antenas y concentradores, normalmente son fijos pero también existen móviles. Teniendo el beneficio en la toma de lectura automática de objetos que lo atraviesen. Comúnmente son utilizados para la migración de productos de áreas productivas a almacenes, movimientos entre mismos almacenes, embarques o desembarques de productos y/o materia prima.

4. Antenas integradas en puntos de lectura individuales como portales interactivos, montacargas, mesas de trabajo, bandas transportadoras inteligentes, etc. La combinación de tecnología nos brinda la posibilidad de contar con productos etiquetados, que ‘saben’ lógicamente, hacia donde deben dirigirse, por ejemplo: en que almacén se tiene que consolidar, en dónde se debe embarcar, etc. Se crean las reglas para que el hardware obtenga la información de las etiqueta de los productos y automáticamente los direccione.

5. Inventario, Picking, recepción de materia, embarque, etc. Tener un almacén grande, con una población importante de productos se traduce también, en un tiempo de localización e identificación elevado. Dicho tiempo se reduce notablemente con la búsqueda e identificación de los productos a través de su etiqueta RFID, mediante, por ejemplo: una lectora portátil tipo handheld habilitada con los últimos protocolos de identificación y en comunicación el software central de gestión de almacén.